Las técnicas del Hapkido recuerdan a otras Artes Marciales: Patadas similares a las del Taekwondo, combinadas con técnicas propias de pierna, barridos, técnicas de puño, controles de suelo, proyecciones, luxaciones, estrangulaciones, técnicas de armas (Palo, bastón, cuchillo, katana, cuerda,...), etc.

El Hapkido es un Arte Marcial en el que cada parte de tu cuerpo es un arma potencial, diseñado para ser efectivo en cualquier distancia y posición, con o sin armas, incluso con situaciones más o menos favorables frente a un adversario o adversarios. Es un método de defensa tan bueno, que ha sido adoptado por los cuerpos de seguridad de élite de Estados Unidos y Corea, y algunos países orientales y árabes.

Este arte marcial se puede describir como un arte híbrido, físico y energético, donde la fuerza bruta no es un requisito primordial y donde importa el movimiento del propio cuerpo (cadenas cinéticas), la respiración y la velocidad de reacción al efectuar las diferentes técnicas. También es un sistema interno o suave, aunque su entrenamiento es muy vigoroso y exigente. Con el hapkido se busca, a su vez, el desarrollo energético del individuo y su formación como persona.